El ukelele de Eddie Vedder

Eddie Vedder, por Andrés

El líder de la probablemente última gran banda de rock, Pearl Jam, se la ha vuelto a jugar en solitario. Eddie Vedder ha lanzado Ukelele songs, un trabajo que, como revela su título, se centra en dicho instrumento. El álbum sigue la onda de su insuperable debut discográfico como solista, Into the wild, que compuso hace 4 años para la película de mismo título de Sean Pean. Ambos contienen canciones de autor, alejadas del estilo de la banda, más rockero, en las que la inconfundible voz del de Illinois es protagonista.

Tanto en su primer trabajo como en este, el vocalista de Pearl Jam ha dado con una estética muy acorde a su personalidad, y que no desentona con la de su banda madre. Vedder se nos presenta como un personaje inmerso en la naturaleza, que forma parte de ella y que ésta le completa. En la línea de la película de Pean. Esto concuerda perfectamente con la filosofía del grupo de Seatlle, comprometido, honesto y alejado del star sytem. En sus inicios, Pearl Jam era reacio a colaborar con la industria. Evitaban los videoclips y promociones, para centrarse en la música y los fans. Incluso llegaron a boicotear a la empresa de venta de entradas Ticketmaster. Al poco de deslumbrar en 1991 con su debut, el superventas Ten, y consagrarse con Vs. y Vitalogy, el nombre del grupo ya se vendía por sí solo, por lo que no tardaron en conseguir la libertad de movimientos que reclamaban. Esto se refleja en las canciones, tanto en las de la banda como en las de su frontman por su cuenta. Ukelele songs no está al nivel de su predecesor, y carece de su factor sorpresa, pero sin duda es el disco que Vedder ha querido hacer, y desde luego más intimista, sobre todo en las letras. Es un disco fácil de escuchar, pese a la sobredosis de ukelele. A primera vista asusta descubrir que contiene 16 temas, pero el disco es y se hace corto (34 minutos). La mayoría de composiciones rondan los 2 minutos. La característica voz de Vedder, tan caliente y profunda, te envuelve, te involucra, te hace formar parte de su obra. Es tan poderosa, aún entre susurros, que le roba el protagonismo al instrumento estrella. Son un puñado de canciones magníficas, tanto las covers como las de cosecha propia, aunque son las que llevan la firma del rockero las que sobresalen. Without you, You’re true o el single Longing to belong son de una calidad indiscutible, y funcionarán perfectamente en directo aún cuando abandone el ukelele. Se trata de un buen trabajo que, aunque no pasará a la historia salvo por el exotismo del instrumento, consagra al americano como compositor y como artista más allá del rock. Además, el mismo día se publicó el DVD Water on the road, un concierto en Washington, en ambiente íntimo, donde sólo encontramos a Vedder y su guitarra. Indispensable para incondicionales, y obligatorio para los aspirantes a cantautores y seguidores del folk.

Eddie es un compositor formidable, y un ejemplo en actitud e interpretación. Lo que combinado con su estupenda voz asegura éxito, aún tratándose de un proyecto tan arriesgado. Pearl Jam ya tiene un hueco en el Olimpo, hace mucho que se convirtieron en eternos. Pero, con el tiempo, también habrá que escribir a parte el nombre de su líder.

Anuncios

3 Respuestas a “El ukelele de Eddie Vedder

  1. horror terror!!! menuda marcianada que puede ser…. aunque si el cantante de ilegales acaba de sacar un disco de boleros y chachachas punkis y hay alguno que hasta suena wapo pues cualquier cosa ejejejj

  2. Pingback: Estamos de vacaciones | El lado oscuro de la Luna

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s