25 años de la trágica muerte de Cliff Burton, el bajista original de Metallica

Cliff Burton, por Andrés

Hay un rollo especial entre bajistas. Es como el de los porteros de futbol, los enfermeros en hospitales, o los políticos fuera de cámara, por seguir con profesiones insuficientemente valoradas (aunque en este caso, fundamentos hay de sobra). Parece que no están, o que no son importantes, o que lo puede hacer cualquiera, pero no es así. ¿Se imaginan que Metallica hubiera perdido a su cantante James Hetfield en los ochenta? ¿O a Lars Ulrich, coautor junto a Hetfield del grueso del repertorio de los de San Francisco? Probablemente el grupo hubiera dejado de existir. Incluso si su veloz guitarrista Kirk Hammett nos hubiera dejado antes de tiempo se hubiera armado un enorme revuelo. Hoy hace 25 años que murió Cliff Burton, el bajista original de la banda californiana, y de una de las formas más trágicas que recuerda el rock. Y como entre bajistas nos entendemos, también nos recordamos. Porque a veces no todos se acuerdan.

Cliff Burton es uno de los motivos por los que cogí un bajo. Corrijo. Fue uno de los motivos por los que seguí tocando el bajo. La verdadera razón es común entre todos los que le damos a las cuatro cuerdas: somos guitarristas frustrados. A la hora de montar un grupo, llega un momento inevitable, la pregunta: “y, ¿quién toca el bajo?”. La respuesta es universal: el que peor toca la guitarra. Aunque hay excepciones, y Cliff era una de ellas. Siempre tuvo claro que lo suyo eran las cuerdas graves, y que quería ser el mejor. Y lo logró. Pese a su prematura muerte (24 años), ha pasado a la historia como uno de los más virtuosos músicos de la historia del rock. Cuenta la leyenda que cuando Hetfield, Ulrich y Dave Mustaine (al que no tardaría en sustituir Hammett) estaban en búsqueda de bajista, entraron en una sala de conciertos atraídos por unos veloces punteos, que por su velocidad confundieron con un (magnífico) guitarrista. Era Cliff Burton, con su inseparable bajo Rickenbacker púrpura. Entonces tocaba en Trauma. Tal fue la insistencia del trío para reclutar tan fantástico músico, que sus nuevos compañeros accedieron a mudarse de Los Ángeles a San Francisco para que aceptara la oferta. Con Metallica grabó tres discos fundamentales del trash metal: Kill’em All (1983), Ride The Lighting (1984) y el mítico Master Of Puppets (1986), con el que se convirtieron en estandarte del rock duro americano. Eran imparables, y tras girar por todo EEUU se lanzaron a la conquista de Europa, que los esperaba con los brazos abiertos. Entonces Metallica aún no eran el poderoso dinosaurio que son hoy (el álbum negro tardaría aún cinco años en llegar), y no viajaban en jet privado, sino en autobús. El 26 de septiembre de 1986, los californianos ofrecieron un concierto en Estocolmo, y al día siguiente estaba previsto otro en Copenhague. Hacia las 6 de la mañana del día 27, el autobús de la banda patinó en una placa de hielo y volcó.
Cliff dormía en la única cama del autobús, por lo que no llevaba cinturón, y su cuerpo salió lanzado por la ventanilla, para acabar aplastado por el propio vehículo. Seguramente el músico murió en ese primer accidente, pero para que aún resultara todo más trágico, el medio cuerpo que quedó debajo del autobús volvió a ser aplastado una segunda vez al caerse el autocar de la grúa que intentaba levantarlo. Nunca se supo cuál de los dos golpes acabó con él.

Sus compañeros le buscaron sustituto (Jason Newsted, cuya principal influencia era el propio Cliff), pero no se olvidaron de él nunca. En …And Justice For All (1989) trabajaron a fondo el tema instrumental To live is to die, compuesta íntegramente por riffs y un breve poema del malogrado bajista, además del VHS Cliff’em All (“Clifféalos” a todos). Hasta su ex-compañero Mustaine le dedicó In My Darkest Hour, con todos los malos rollos que existieron entre Metallica y Megadeth desde la expulsión del rubio guitarrista del primero, lo que hace una idea del carácter de Burton, a la altura de su talento compositvo e instrumental. Hasta 1996, sus compañeros le homenajearon de forma constante en cada concierto, y todavía su memoria sigue presente en el grupo, los fans y en los que en un día, con toda la ilusión del mundo, nos colgamos un bajo al hombro.

También te puede interesar:
La fallida sociedad de Metallica y Lou Reed

Metallica cumplen 30 años: un repaso a su discografía

Anuncios

11 Respuestas a “25 años de la trágica muerte de Cliff Burton, el bajista original de Metallica

  1. Sentimiento de un bajista. Muy grande Cliff Burton y esos primeros tiempos de Metallica.

  2. Gran post. Y muy acertado lo que dices del bajo: yo mismo me animé a tocarlo por músicos como él.

  3. Me a gustado mucho este artículo. Una pena morír tan jóven… no llego ni a los 27 (triste edad en el mundo del rock, en la que se fueron Morrison, Hendrix y Janis Joplin). No sé cómo pudieron continuar los Metallica con tan irreparable pérdida, pero ahí siguieron… y cosechando éxitos. Cliff era muy apreciado.

  4. Desconocía lo del doble aplastamiento… ¿El reso de la banda no se hizo nada?

    La pregunta que me corroe de verdad es: ¿Qué habría pasao si Cobain no se hubiera pegado un tiro, Morrison se hubiera sobrepuesto a su carácter autodestructivo o este bus no hubiera volcado?… ¡Cuantos grandes discos nos hemos perdido!

    • Ya te digo, Àlex. En el accidente del bus el resto salieron todos ilesos. Es famosa la historia de Hetfield volviendo al lugar de la curva para comprobar si verdad había hielo (el conductor dijo que había patinado y no iba pedo), y volver con el puño en alto porque no encontró ni una placa…

  5. Y se le sigue echando de menos, era el mejor músico de la banda con diferencia.

  6. Pingback: La fallida sociedad de Metallica y Lou Reed | El lado oscuro de la Luna

  7. Pingback: Metallica cumplen 30 años | El lado oscuro de la Luna

  8. Pingback: Metallica cumplen 30 años: un repaso a su discografía | El lado oscuro de la Luna

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s