Noel Gallagher vuela alto

Noel Gallagher, por Andrés

Noel Gallagher, por Andrés

¿Hay vida después de Oasis? Era una buena pregunta, tras la escisión de la banda de Britpop hace tres años, con un hermano Gallagher por cada lado, tras diferencias irreconciliables. Liam, el voceras y bocazas, fundó con el resto de la banda Beady Eye. Su hermano mayor, el de la espantada a dos conciertos de finalizar su última gira, y también de lengua afilada, se lo tomó con más calma. Lo de Liam no fue una nueva vida, precisamente. Su rock & roll simplón fue, más bien, agonía. Por primera vez se enfrentaba al papel en blanco sin la tutela de Noel, compositor de una de las bandas más importantes de los últimos 20 años, con más de 50 millones de discos a sus espaldas, y la batalla la ganó el guitarrista desde el sofá de su casa. Ahora, para su regocijo, el mayor de los Gallagher se saca un magnífico álbum de la chistera, e inaugura una más que prometedora carrera en solitario.

Es absolutamente inevitable comparar un hermano con otro. Uno era guapo y cantaba muy bien. El otro era feo y no cantaba tan bien, pero fue el mejor compositor inglés de los noventa (todos sus discos fueron nº1 en el Reino Unido). Fueron un tándem de éxito mundial, pero no se soportaban y la suya era una muerte anunciada. Y lo que ha seguido también podría ser previsible. Tanto el debut de Liam & Cía. como la respuesta de Noel al envido de su hermano. Las comparaciones son inevitables, sí; pero no necesarias. Noel Gallagher’s High Flying Birds habla por sí solo. El ya cuarentón guitarrista no volverá a escribir un álbum como Definitely Maybe ni (What’s the Story) Morning Glory?, pero tiene un don indiscutible para crear buenas canciones. Así que éste no será el disco del año, pero sí uno de los más sonados. Es mejor incluso que algún álbum de Oasis. Suena muy grandilocuente, con una cuidada producción a cargo de Dave Sardy (Oasis, Marilyn Manson, Rolling Stones, Chris Cornell, Johnny Cash, Red Hot Chili Peepers…) y del propio Noel, que no ha escatimado en recursos, como un envidiable apoyo coral y orquestal. El inglés sabe que es mejor compositor que guitarrista, y por suerte nos ha regalado un disco de canciones, y no de virtuosismo, aunque apenas suena la guitarra. Ni para hacer solos. No se ha limitado a rememorar los tiempos de la banda de Manchester, aunque por supuesto se distingue su firma, al fin y al cabo es la misma. El single debut, The death of you and me (el mejor tema del disco), recuerda en exceso a The Importante of Being Idle, con una melodía hermosa y pegadiza, y una sección de vientos memorable. Pero, Noel se ha guardado sorpresas. Everybody’s on the run abre el disco, y suena mucho a estribillos de Depeche Mode, pero con sabor a Britpop, y te deja con la sensación de que lo que sigue promete; o AKA… Broken arrow, con un estribillo que no te suelta. Pero la gran sorpresa es AKA… What a life!, un estupendo tema pop sobre una base electrónica que resulta uno de los mejores temas del álbum. Por supuesto se echa en falta a Liam. Noel se defiende a las voces, y en más de una ocasión ha sustituido con éxito a su hermano, pero no es tan buen cantante. Es curioso que sea justamente en las dos canciones que compuso cuando aún existían Oasis, (I Wanna Live In A Dream In My) Record Machine y Stop the clocks, cuando más lo añoras. La primera suena mejor en ausencia de voces, y la segunda es un tema que parece una nana, y que cierra el disco con un soberbio re-arranque en el último minuto, ideal para echar el telón en vivo. Soldier Boys And Jesus Freaks y (Stranded On) The Wrong Beach son más reconocibles, pero los arreglos orquestales las dotan de originalidad, y la segunda cuenta con un misterioso solo de piano que hace volver a escucharla una y otra vez, y preguntarte de nuevo dónde están los solos de guitarra. Sucede parecido con If I had a gun, el siguiente single, un tema ampuloso, como eran los de su banda madre, y que recuerda a Talk tonight.

A pesar de la faraónica producción, no es un disco de canciones épicas o complejas. Noel Gallagher’s High Flying Birds es un trabajo “emotivo y directo”, tal como reconoce el autor, y de composiciones sencillas y sinceras. Pero magnífico. No es tan eléctrico como fueron Oasis cuando reinaban en Inglaterra, y eran conocidos en todo el mundo; es de sonido más claro. Habrá que ver cómo se adapta Noel en su nueva vida de “soltero”, y, sobre todo, cómo se enfrenta a ser el centro de los focos, pero todo parece augurar una más que interesante carrera del que fue principal artífice de una de las últimas grandes bandas de rock de todos los tiempos.

Anuncios

12 Respuestas a “Noel Gallagher vuela alto

  1. El videoclip está muy bien. Me recuerda mucho a los que hace Bunbury.
    Por cierto, a mi me parece que Noel hace bastante bien las voces.

  2. ¿Habéis oído el MTV Unplugged de Oasis (1996) ? Lo canta íntegro Noel, porque Liam no quiso salir a cantar en el último momento. Creo que ahí se ve muy bien lo que quiero decir. Aunque, eso, para gustos, colores.

    La leyenda dice que Liam no canta bien en acústico, y que tras mucho discutir, en el ultimo momento se rajó, y puso una típica excusa de problemas en la garganta… pero que se le vió en uno de los balcones de la sala, cerveza en mano, despotricando contra su hermano y el resto de la banda entre canción y canción.

    El disco es buenísimo, pero no se comercializó precisamente porque no participaba el cantante principal. Pero es muy bueno. Se lanzó sólo en vídeo, y por supuesto hace tiempo que está en audio circulando por la red.

    Por cierto, Liam ya le ha visto las orejas al lobo, y quiere resucitar Oasis. A ver cómo acaba ésto…

  3. Me llegó hace un par de días el disco de Noel desde Inglaterra, y tan contenta que estoy con él. Una pena haberme quedado sin entrada para el concierto de noviembre… espero que vuelva pronto, y muchas veces.

    Y a ver si es verdad esa esperada vuelta de Oasis, que aunque aún faltan unos añitos… más vale tarde que nunca.
    No he podido verlos nunca en directo y me ha quedado esa espinita. Ojalá algún día, por ejemplo en 2015, salga. 😉

  4. Yo tuve la suerte de ver la última gira… sin saber que era la última, claro

  5. Gran columna, sin embargo en lo unico que no concuerdo contigo es en el tema vocal, son voces completamente distintas, el mismo Noel reconoce que estos son temas que Liam no podria haber cantado, y al imaginarlo te puedes dar cuenta de ello. El disco es genial, y ahora muchos esperamos a Noel en giras, ahora Liam, Gem, Andy y Chris vienen Chile en una semana, y es de esperar un ran show, aunque es notablemente distinto al estilo de Oasis..

    • Ya digo, para gustos, colores. A mí me gusta mucho más Liam de cantante, pero no deja de gustarme la voz de Noel. Echo de menos a Liam en en algunas canciones, como las que cito, pero supongo que es normal. Más si me gustaba más él de cantante, jeje.
      Beady Eye me parecieron muy muy muy simples, y tirando a malos. Ese disco, sin el nombre de Liam Gallagher y Oasis detrás, no hubiera pasado del circuito de familiares y colegas. En serio, muy pobre. Y estoy seguro de que si hubieran hecho algo como High Flying Birds, Liam no se hubiera planteado siquiera la reunión de Oasis, al menos tan pronto (y justo después del discazo de su hermano). Aún así, os deseo buen concierto. 🙂

  6. Pingback: Lo mejor de 2011 | El lado oscuro de la Luna

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s